Seleccionar página

En los tiempos que corren ahorrar no es una tarea fácil y llegar a ser rico mucho menos. No obstante, como creemos que nada es imposible, con esta nota basada en las puntualizaciones de la asesora financiera Jocelyn Black Hodes, de Daily Worth, recogidas por la revista Money, esperamos que logres identificar qué estás haciendo mal.

1. Gastas dinero como si ya fueras rico

No se trata de ser completamente austero, pero sí de llevar una vida acorde a tus posibilidades. Endeudarse para comprar un coche casi de lujo cuando tu sueldo no es ni mucho menos lujoso no es el mejor camino para ahorrar, como tampoco lo es abusar de la tarjeta de crédito y gastar más de lo que tienes.

2. No tienes un plan

Si no estableces metas, es complicado ahorrar. No hace falta tener un plan financiero muy específico o detallado, pero sí es importante saber con exactitud con qué dinero cuentas o vas a contar y en qué los vas que gastar, para así saber lo que puedes guardar.

3. No tienes un fondo de emergencia

Para ahorrar y llegar a la riqueza no hay nada como ser precavido. Nadar y guardar la ropa, dice el refrán, que en este caso debería ser gastar y guardar una parte de lo que ganas. Los imprevistos siempre surgen y lo mejor es tener una parte de tus ahorros destinada a emergencias para no tener que tocar los ahorros fijos.

4. Vives demasiado el presente sin pensar en el futuro

Es complicado imaginar cosas a largo plazo en los tiempos que corren, sin embargo, todo llega antes de lo que pensamos y vivir la vida está muy bien, pero a veces hay que comenzar a guardar un poco de dinero para vivir mejor de cara al futuro, por ejemplo, para hacer un viaje o comprar una casa.

5. No automatizas

Si este mes ahorras 100 dólares, pero el que viene sólo 50 porque quieres comprar algo, no irás a ninguna parte como ahorrador. Lo más sencillo es automatizar el proceso. Cuando cobres, resta esa cantidad que quieres ahorrar y apártala en otra cuenta.

Share This
Suscribete al Blog